CÓMO FUNCIONA UN CAMIÓN CUBA

¡Te explicamos qué es, y cómo funciona un camión cuba! ¿Os habéis preguntado alguna vez qué es un camión cuba, cómo funciona? ¿Te han dicho que necesitarán usar un camión cuba para resolver tu problema, y no te ha quedado muy claro para qué? Nunca está demás el saber, y más cundo se trata de algo que necesitamos.

Un camión cuba es la herramienta fundamental de cualquier profesional de desatascos, imprescindible en el sector de limpieza, mantenimiento y vaciado de redes de alcantarillado.

Se trata de un camión con una cuba incorporada separado en dos cámaras totalmente aisladas. Esta separación puede ser mediante tabiques movibles o desplazables para adaptar la capacidad de las cámaras según se necesite en cada ocasión, de esta manera se puede reducir una de las cámaras a la mínima capacidad, y la otra agrandarse a su capacidad máxima. Estos camiones cubas pueden ser de varios tamaños, para facilitar el trabajo según las necesidades, por lo que podemos encontrar cubas desde los 1.500 litros, hasta los 16.000 litros de capacidad.

Estos camiones cubas son la herramienta fundamental de toda empresa de desatascos, como hemos dicho antes, ya que se ocupan de las funciones más importantes de este sector, gracias a ellos se acaba con las distintas obstrucciones de tuberías, alcantarillado, y redes de aguas residuales, además de encargarse de su limpieza y mantenimiento, ocupándose igualmente del traslado de aguas residuales a las plantas de tratamiento.

Como apuntamos anteriormente, los camiones cuba están formados, además de por la cabina del camión, por una cuba, propiamente dicha, con dos cámaras o compartimentos, que se pueden regular para ampliar o reducir su capacidad por medio de tabiques desplazables. Cada una de estas dos cámaras cumple una función de separación. Una de las cámaras se destina a albergar el agua limpia, que se utilizará para la limpieza de las redes de alcantarillado, y la otra cámara destinada a albergar el agua sucia o residual extraída de tuberías, redes de alcantarillado, o incluso fosas sépticas.

Además, estos camiones cubas cuentan con tecnología especializada para facilitar ciertas intervenciones de desatascos, limpiezas, y mantenimientos, como por ejemplo cámaras de video para grabar el estado del interior de todo tipo de tuberías y redes de aguas subterráneas, con las que se facilitará, y mucho, el diagnóstico previo a la intervención de cualquier tipo de problema que haya que solucionar, tales como el foco de la obstrucción, o el lugar específico, roturas o fisuras, que no sería posible detectar sin estos aparatos especializados, ampliando así las garantías de realizar un buen trabajo.

Los camiones cuba cuentan con un sistema de doble funcionalidad. Por un lado, podrán absorber las aguas residuales de las tuberías o redes subterráneas, gracia a un aspirador que cuenta con un depresor, y por otro lado, podrán realizar la limpieza mediante presión, gracia a una bomba de agua. El depresor cogerá aire del interior de la cuba creando un flujo de aspiración que se llevará todo tipo de barros, cienos, aceites, lodos,…en definitiva, todo tipo de líquidos por muy espesos que sean estos. La bomba impulsa agua limpia contenida en una de las cámaras de la cuba, a muy alta presión, resolviendo así cualquier tipo de atasco en tuberías, galerías, o redes de alcantarillado de forma rápida y muy efectiva gracias a la gran presión utilizada.

En resumen, se trata de la herramienta básica de cualquier empresa de desatascos, y además, es la más efectiva para todo tipo de trabajos. Cuenta con dos compartimentos separados por un tabique, el cual tiene  la peculiaridad de poder desplazarse cambiando así la capacidad de estos compartimentos, en cualquier momento, para adaptarse a las necesidades de cada trabajo a realizar. Cada uno de estos dos compartimentos cuenta con una función clara, uno de ellos está destinado a albergar agua limpia, y el otro para albergar el agua sucia. Su función es desatascar, limpiar, y mantener cualquier tubería o sistema de alcantarillado, redes de aguas residuales, fosas sépticas, o pozos negros. Estas funciones son realizadas de dos maneras, mediante un sistema de aspiración, para succionar todo el lodo, barro, o cualquier líquido por espeso que sea, o mediante una bomba con agua limpia a gran presión, que acabará con cualquier atasco u obstrucción de forma rápida y totalmente eficaz. Además de esto, los camiones cubas cuentan con cierta tecnología especializada, como por ejemplo, cámaras de video con las que grabar el interior de las tuberías o redes de alcantarillado, consiguiendo de este modo visualizar el interior, y diagnosticar previamente el problema exacto a solucionar, pudiendo visualizar así, desde el exterior, las grietas, las roturas, o el tipo de atascos que ha provocado la avería o el mal funcionamiento del lugar en cuestión.

El camión cuba es imprescindible en cualquier empresa del sector de desatascos, y por ello es su pieza estrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *