QUE ES MEJOR UNA FOSA SÉPTICA O UN BIODIGESTOR

¿Qué es mejor, una fosa séptica o un biodigestor? Si te encuentras en este dilema, esta es tu página. Te contamos las principales características, diferencias, y ventajas de cada uno de ellos para facilitar lo máximo posible tu elección.

¿Qué es una fosa séptica? Se trata de la forma más sencilla y económica de tratar las aguas residuales domésticas en zonas rurales o en casas aisladas, es decir, alejadas de los núcleos urbanos donde no existe ninguna red de alcantarillado, ni tratamiento municipal de estas aguas, algo que es imprescindible y necesario para todos. Por lo tanto, esta cámara hermética almacena y trata las aguas negras domésticas solucionando el problema de la ausencia de red de alcantarillado y estaciones depuradoras para el tratamiento necesario de estas aguas.

La función de una fosa séptica es separar y transformar la materia sólida contenida en esas aguas. Así, la parte sólida caerá al fondo de la fosa, produciendo una especie de cieno, y liberando la parte líquida que quedará por encima. Bacterias aerobias y anaerobias, actuarán sobre la materia orgánica de estas aguas descomponiéndolas en componentes inorgánicos y convirtiendo gran parte de estos sólidos en materia soluble en el agua. Esto es imprescindible para poder devolver el agua a la naturaleza con el menor riesgo y menor contaminación posible. La parte sólida que quede deberá ser retirada a lugares específicos para tratarlas definitivamente cada cierto tiempo, dependiendo del número de personas que vivan en la casa o del tiempo que se pase en ella, será más o menos, es decir, dependiendo de la cantidad de aguas residuales que se produzcan.

Ventajas de una fosas séptica:

  1. Las fosas sépticas son fáciles de construir, rápidas y muy económicas. También las encontrarás prefabricadas a muy buen precio, y su instalación será rapidísima y sin ninguna dificultad.
  2. No consume ningún tipo de energía, por lo que no te provocará ningún gasto, será totalmente gratuito su funcionamiento.
  3. Las fosas sépticas solo necesitan un leve mantenimiento cada cierto tiempo, por lo que no tendrás que preocuparte mucho por ello, ni por reparaciones ni gastos de dinero al tener un funcionamiento simple sin maquinaria electrónica de ningún tipo.
  4. Las fosas sépticas van por debajo del suelo, por lo que tu bonito paisaje no sufrirá ningún cambio, siendo imperceptible en el exterior.

¿Qué es un biodigestor? Se trata de un contenedor cerrado herméticamente y totalmente impermeable llamado reactor, que trata los desechos orgánicos, tanto humanos como animales, o vegetales, de tal forma que, mediante la fermentación anaerobia de los mismos, no solo separa la parte líquida de la parte sólida para que pueda volver esta agua a la naturaleza con propiedades fertilizantes, sino que transforma la parte sólida en gas metano. Se trata de un mecanismo para el tratado y transformación de aguas sucias nada perjudicial para el medio ambiente, y con la peculiaridad añadida de que producirá el gas necesario para tu vivienda, olvidándote del gasto de la caldera.

La función de un biodigestor. Al producir gas, con alto contenido de metano, el cual es inflamable, puede utilizarse como combustible, por lo que podrás canalizarlo hacia la caldera o cocina de tu vivienda, o ser refinado en biometano. Por otro lado, el biodigestor genera un subproducto líquido, con propiedades altamente fertilizantes, que podrás utilizar para enriquecer la tierra. En esta ocasión del biodigestor, podrás utilizar la totalidad de la materia obtenida por los residuos orgánicos sin más tratamientos que este.

Ventajas de un biodigestor.

  1. Un biodigestor es muy fácil de instalar, y podrás hacerlo de forma rápida. Se trata de una sola pieza muy resistente, a prueba de golpes y de cualquier tipo de corrosión, además de ser completamente hermética.
  2. El biodigestor minimiza la contaminación del medio ambiente mucho más que una fosa séptica, sin ninguna duda, ya que se trata de una energía renovable y sostenible en todos los sentidos.
  3. Los biodigestores reduce el riesgo de enfermedades gastrointestinales, frente a otro tipo de tratamientos de aguas sucias.
  4. Su mantenimiento es fácil y económico. Está pensado para zonas rurales o casas aisladas sin posibilidad de tratamiento de sus aguas por redes de alcantarillados públicos.
  5. El biodigestor permite obtener gas y fertilizante de forma natural, reaprovechando al máximo la materia orgánica desechada.

Si después de leer este artículo sigues teniendo dudas sobre el funcionamiento específico de una fosa séptica y un biodigestor, sobre su funcionamiento y sus ventajas, y necesitas ayuda para decirte por uno de los dos, te recomendamos que acudas a un profesional de la materia para conseguir un buen asesoramiento, fiable y profesional, es la mejor manera de acertar en la mejor opción según tus necesidades concretas, y usos específicos, ya que de ello dependerá la elección de un producto u otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *